Persona emprendedora >> La financiación >> El crowfunding

Persona emprendedora >> La financiación >> El crowfunding

El crowfunding

¿Qué es el crowdfunding?

Resumiendo, sería el proceso de pedir al público en general dinero para proporcionar el capital necesario para la realización de nuevos proyectos o productos a cambio de unas recompensas que varían según el dinero que se ha donado. Emprendedores y nuevos empresarios se saltan bancos, financieras, inversores… y proponen sus ideas a los usuarios de internet directamente, que son los que prestarán el apoyo financiero.

Para eso hay unas plataformas de crowdfunding que albergarán toda la información del proyecto como fotos, vídeo, texto… y lo que tú quieras añadir para poder convencer a la gente que apoye tu proyecto. A cambio, tú darás unas recompensas al público que te ayude en la financiación. Las recompensas varían mucho pudiendo ser desde 5 euros hasta una cantidad muy superior. Para una aportación pequeña en el caso de una película, por ejemplo, pondrás como recompensa el DVD de la película. Si la aportación es muy grande puedes participar en la película, reunión privada con actores o incluso trabajar en la producción.

Las ventajas del modelo de Crowdfunding… y las desventajas

Aquí lanzas tu proyecto con tus armas de convicción, videos, fotos, cualquier tipo de publicidad… al público en general, por lo que podrás ver qué respuesta tiene. Además, las personas que te apoyan serán tus primeros compradores o consumidores. Compradores que luego estarán comprometidos con tu producto. Serán tus primeros publicistas. Esas compras anticipadas son las que te permitirán realizar tu producto. Por ejemplo, si te falta dinero para reformar una casa rural como recompensa ofrecerás una estancia. Esas primeras ventas te permitirán poner en marcha el proyecto.

Para mostrar tu producto sólo necesitarás un prototipo en caso de producto o un tráiler, por ejemplo, en caso de una película o documental. Si logras sacarlo adelante ya “fabricaras” el resto con lo recaudado. Además con este sistema nadie se convierte en socio de tu empresa y te exige resultados. El proyecto será 100% tuyo.

Otra ventaja es que no tienes porque perder dinero si tu proyecto no sale adelante. Es gratis. Sólo perderás tiempo y una mini decepción, pero probablemente habrás sacado conclusiones y podrás volver a intentarlo.

Cómo contras es que es una tarea de muchísimo desgaste. Para sacarlo adelante tienes que estar luchando todos los días para poder ingresar algo de dinero. Estás vendiendo al público en general, tienes que convencerle de que tu producto vale la pena. No a un inversor o banco, sino a una audiencia. Si no llegas a recaudar todo puedes decepcionarte y abandonar la idea.

Quien debe considerar embarcarse en una financiación a través del crowdfunding

Tienes que tener en cuenta que es lo que vas a vender porque igual este sistema de financiación no vale, aunque como veremos por este sistema se ha financiado casi todo. Hasta negocios muy tradicionales.

Hay algunas características que tiene que tener tu proyecto. Primero: Tiene que ser algo que realmente interese a la gente o a un colectivo, que no sea más de lo mismo. Que tenga algo que lo diferencie de los demás. Tiene que tener valor para un cliente.

Otras características que te ayudarán a sacar adelante tu campaña es que sea fácil de vender, que puedas expresarlo de forma tangible. También deberías poder mostrar algo, algo visual, no sólo ideas o palabras. También debería tu proyecto tener cierto recorrido por medios sociales, blog, periódicos… No es pensarlo y ponerlo en una plataforma. Además, tienes que poder dar algo a cambio de las recompensas, no sólo las gracias y ya está. La gente no es tonta. Y, por último, tienes que buscarte aliados que te ayuden en la difusión de tu campaña. Uno sólo no puede.

Investigar otras campañas de crowdfunding

Creo que mi idea o proyecto cumple todos los requisitos. ¿Qué hago ahora? Pues toca ponerte a investigar proyectos similares al tuyo que han tenido éxito para copiar y mejorar las tácticas que ellos han usado. De paso, mira también los que han fracasado para no cometer los mismos errores.

Fíjate en productos, servicios, obras o eventos como el tuyo. Y mira en las campañas si es algo que la gente pagaría por apoyarlo. Entonces mira como lo han vendido, que características han destacado del proyecto, qué ha sido convincente y qué no, qué enfoque le dieron a las campañas y como lo transmitieron, en qué características y detalles hicieron más hincapié. Si han hecho vídeo, ¿es interesante?, ¿descriptivo?, ¿divertido?… Y lo más importante, mira las recompensas. ¿Qué tipo de recompensas dan? Las recompensas, junto con la publicidad del proyecto, son una de las claves. Si vas a pedir dinero para fabricar un producto, ese producto tiene que ser la recompensa a muy buen precio.

Las recompensas en un proyecto de crowdfunding

Las recompensas es, quizás, la parte más importante de toda la campaña que vas a lanzar. Si pides contribuciones y no ofreces nada de valor tangible a cambio, descubrirás que el crowdfunding no es una recaudación de fondos de caridad. Pocas personas te darán el dinero, simplemente, porque les gusta tu proyecto. La mayoría espera algo a cambio. Si vas a vender un bien físico o una obra cultural en la recompensa tiene que estar la preventa. Si promocionas un evento, una entrada gratuita sería una recompensa. Eso funciona bastante bien. Para recompensas más caras ofrece algún extra. Investiga que han ofrecido proyectos similares al tuyo que han salido exitosos.

Cada premio que crees se asociará con donación monetaria específica. Tendrás que crear varios niveles. En la parte superior de la estructura de niveles de recompensa, que ya son donaciones altas, debes ofrecer incentivos muy especiales, oportunidades y experiencias únicas.

Con todo lo visto hasta ahora, tómate tu tiempo, repasa todo, vuelve a investigar, háblalo con amigos y familiares y prepárate para trabajar mientras dura la campaña.

NORMATIVA

Normativa que regula las plataformas de crowfunding

Normas genéricas aplicables al crowdfunding.

  1. Respecto a los préstamos hechos por quienes no son bancos o entidades de crédito: Ley 2/2009, de 31 de marzo, por la que se regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamo o crédito.
  2. Respecto a la perfección de contratos por internet, es importantísimo tener en cuenta: el Reglamento Europeo relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interior 910/2014 de 23 de Julio.
  3. En lo relativo a las empresas que se ofrezcan como intermediarias de contratos de crowdfunding por internet, además de lo dicho, han de cumplir la ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.
  4. Respecto a los inversores que tengan la consideración de consumidores, pues muchos que tratan de invertir en crowdfunding como alternativa a la baja rentabilidad de los productos bancarios Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (expresamente se declara aplicable esta normativa en el artículo 86 de la ley que seguidamente veremos).
  5. Sean o no consumidores los que invierten en crowdfunding los contratos que se celebren con ellos han de respetar la Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación.

INFORMACIÓN / ARTÍCULOS

PLATAFORMAS